carne a la piedra en casa dekobe

Carne a la piedra: como preparar, consejos y mejores carnes

La carne a la piedra es una forma de cocinar y disfrutar de la carne en la cual se utiliza una piedra caliente para cocinar la carne directamente en la mesa. Esto permite comer la carne al punto deseado conservando todo su sabor y jugosidad.

En este artículo te contaremos como funciona la piedra de asar carne, tipos de carnes recomendadas y su preparación previa. Te mostraremos cómo preparar la carne a la piedra en casa correctamente, desde la elección de la piedra adecuada hasta el sazonado y los acompañamientos ideales. 

También descubrirás diferentes recetas y maridajes. Además, te daremos recomendaciones para el mantenimiento y cuidado de la piedra. 

Beneficios al cocinar carnes a la piedra

La carne a la piedra ofrece numerosos beneficios y características que la hacen atractiva para los amantes de la buena cocina y la carne de calidad. Algunas de estas ventajas incluyen:

  • Jugosidad de la carne: Al cocinar la carne a la piedra, se logra un sellado rápido que mantiene los jugos y sabores en el interior de la pieza.
  • Sabor intenso de la carne: La piedra caliente aporta un sabor ahumado característico a la carne, realzando su sabor.
  • La carne al punto deseado: Al cocinar la carne a la piedra en la mesa, cada comensal puede elegir el punto de cocción deseado, obteniendo así una experiencia personalizada.
  • Comida divertida: La preparación y cocción de la carne a la piedra en la mesa fomenta la interacción y la conversación, creando un ambiente agradable y distendido.

Mejor carne para hacer a la piedra: recomendaciones

piedra para asar carne dekobe 30x20 volcanica R1A113 IMG 5197 eq

A continuación, presentamos una selección de tipos y cortes de carne ideales para cocinar a la piedra:

  • Presa ibérica de cerdo: corte jugoso y con una infiltración de grasa que le aporta un sabor excepcional al cocinarlo a la piedra
  • Carne de pluma ibérica de cerdo: textura tierna y suculenta al cocinarla en el calor de la piedra.
  • Chuletón de vaca vieja: su carne madurada ofrece un sabor intenso y una textura irresistible, caramelizando su exterior al cocinarlo.
  • Chuletón de buey para hacer a la piedra: caracterizado por su terneza y sabor intenso, puede que sea la mejor carne para hacer a la piedra. Se realza aún más al cocinarla al calor de la piedra, obteniendo una jugosidad única y un sabor excepcional.

Otros tipos de carne: avestruz, canguro, pechuga de pollo de corral, magret de pato

  • La carne de avestruz, con su sabor suave y bajo contenido graso, es perfecta para la cocción a la piedra, garantizando una experiencia culinaria sorprendente.
  • El canguro, una carne magra y sabrosa, se beneficia del calor de la piedra para obtener un sabor único y una textura tierna.
  • La pechuga de pollo de corral, al cocinarla a la piedra, se mantiene jugosa y proporciona una opción más saludable y sabrosa para disfrutar en tu comida.
  • El magret de pato, con su carne tierna y suculenta, se cocina a la perfección en la piedra, obteniendo un sabor delicado y una textura irresistiblemente jugosa.

Cantidad de carne por persona recomendada

Al planificar una comida con carne a la piedra, es importante asegurarse de tener en cuenta la cantidad de carne necesaria por persona. Esto garantizará que cada comensal tenga suficiente para disfrutar de esta deliciosa experiencia culinaria.

La cantidad de carne por persona puede variar dependiendo de diferentes factores, como el apetito de los comensales y si se sirve como plato principal o como parte de un menú más amplio. Sin embargo, en general, se recomienda seguir las siguientes pautas:

  • Para cortes de carne como presa ibérica de cerdo, carne de pluma ibérica de cerdo y chuletón de vaca vieja, se suele estimar un promedio de 200 gramos por persona.
  • En el caso de cortes más grandes y jugosos como el chuletón de buey, se sugiere incrementar la cantidad a alrededor de 300 gramos por persona.
  • Si se opta por carnes más exóticas como avestruz, canguro, pechuga de pollo de corral o magret de pato, es recomendable ajustar la cantidad a unos 150-200 gramos por persona.

Estas recomendaciones son solo una guía general, y se puede adaptar según las preferencias individuales. Siempre es bueno tener en cuenta el apetito de los invitados y ajustar la cantidad de carne en consecuencia.

Preparación de la carne antes de cocinarla a la piedra

Antes de cocinar la carne a la piedra, es esencial realizar una adecuada preparación. De esta manera, garantizaremos un resultado delicioso y sabroso.

Consejos para sacar la carne del refrigerador

  • Saca la carne del refrigerador con antelación, al menos 1 hora antes de cocinarla, para que alcance la temperatura ambiente.
  • Colócala en un recipiente o plato para evitar que los jugos de la carne se derramen y contaminen otros alimentos.

Importancia de secar y sazonar la carne antes de cocinarla

Una vez que la carne ha alcanzado la temperatura ambiente, es importante secarla con papel absorbente. Esto ayudará a que se selle adecuadamente en la piedra caliente.

(OPCIONAL) A continuación, sazona la carne al gusto con sal y pimienta. Puedes agregar otras especias o condimentos según tus preferencias. Masajea suavemente la carne para que los sabores se impregnen.

Recomendaciones para marinar la carne a la piedra (OPCIONAL)

Si deseas darle un sabor aún más especial a la carne, puedes marinarla previamente. Aquí tienes algunas recomendaciones:

  • Prepara una marinada con ingredientes como aceite de oliva, jugo de limón, ajo, hierbas frescas y especias.
  • Deja que la carne repose en la marinada durante al menos 1 hora en el refrigerador. Esto permitirá que absorba los sabores y se vuelva más tierna.
  • Antes de cocinarla, retira la carne de la marinada y seca el exceso de líquido con papel absorbente.

Recuerda que la marinada puede variar según el tipo de carne que vayas a cocinar. Experimenta con diferentes combinaciones para descubrir tus sabores favoritos.

Cómo calentar la piedra para cocinar la carne a la piedra


Para disfrutar de una deliciosa carne a la piedra, es fundamental calentar correctamente la piedra antes de cocinar. Aquí te mostramos algunas opciones de calentamiento que puedes utilizar:

Opciones de calentamiento en horno

Coloca la piedra en el horno y precaliéntala a una temperatura de 250°C durante al menos 30 minutos.

Uso de quemadores de alcohol o gel para calentar la piedra

La función principal de los quemadores de alcohol o gel es mantener el calor en la piedra ( previamente precalentada ). Es decir, no es la opción más óptima para calentar las piedras, pues le va a costar mucho e incluso es posible que no consiga alcanzar la temperatura idonea. De modo que recomendamos usar los quemadores para mantener el calor de la piedra. No lo recomendamos para calentar la piedra desde cero.

Uso de quemadores de gas para calentar la piedra

  • Si dispones de un quemador de gas para piedras de asar, enciéndelo y coloca la piedra sobre él. La opción ideal es una cocina de gas portátil con piedra de asar que se usa con botes de gas.
  • Ajusta la intensidad del fuego para calentar la piedra de manera uniforme y evitar que se queme la carne.

Tiempos y temperaturas recomendadas para calentar la piedra

El tiempo de calentamiento y la temperatura adecuada pueden variar según el tipo de horno. Pero en general se recomienda calentar la piedra a una temperatura entre 240°C y 300°C durante al menos 30-45 minutos.

Puedes ajustar la temperatura y el tiempo de calentamiento según tus preferencias y la experiencia que hayas adquirido en la cocina.

Cuidados y limpieza de la piedra para asar carne

La piedra para asar carne es un utensilio de cocina que requiere de ciertos cuidados y una correcta limpieza para garantizar su durabilidad y buen estado. A continuación, te presentamos algunas instrucciones y recomendaciones:

Como limpiar piedra de asar carne después de su uso

Una vez hayas terminado de disfrutar de tu deliciosa carne a la piedra, es importante limpiar la piedra adecuadamente para eliminar los restos de comida y grasa. Sigue estos pasos:

  • Deja que la piedra se enfríe completamente antes de comenzar a limpiarla.
  • Enjuaga la piedra con agua caliente y utiliza un cepillo o esponja suave para frotar suavemente y eliminar los residuos de alimentos.
  • Evita utilizar productos químicos agresivos o estropajos abrasivos, ya que podrían dañar la piedra.
  • Una vez limpia, seca cuidadosamente la piedra con un paño limpio antes de guardarla.

Mantenimiento y durabilidad de las piedras para asar carne

Para garantizar la durabilidad de tu piedra para asar carne, es importante seguir estas recomendaciones:

  • Evita cambios bruscos de temperatura para prevenir la posibilidad de que la piedra se agriete.
  • Si calientas la piedra directamente sobre fuego es importante que la llama o brasas estén repartidas homogéneamente por debajo de la piedra.
  • Trata de no golpear la piedra contra superficies duras, ya que podría romperse.
  • Si utilizas la piedra en un horno, colócala siempre sobre una bandeja o rejilla para protegerla y evitar daños.

Recomendaciones para conservar la piedra en buen estado

Aquí tienes algunas recomendaciones adicionales para conservar tu piedra para asar carne en buen estado:

  • Guarda la piedra en un lugar seco y seguro, lejos de la humedad y de posibles golpes.
  • Si la piedra presenta manchas difíciles de quitar, puedes frotarla con unas gotas de limón y enjuagarla con agua.
  • Realiza un mantenimiento regular de la piedra, revisando periódicamente para detectar posibles grietas o daños.

Siguiendo estas instrucciones y recomendaciones, podrás disfrutar de tu piedra para asar carne durante mucho tiempo, manteniéndola en óptimas condiciones para preparar deliciosas comidas.

¡Claro! Aquí tienes una receta básica para preparar chuletón a la piedra para 4 personas:

Salsas PARA CARNE A LA PIEDRA y guarniciones para acompañar

Las salsas son un complemento ideal para realzar el sabor de la carne a la piedra. A continuación, te presentamos algunas variedades deliciosas que puedes incluir:

  1. Salsa chimichurri: “El chimichurri, con su mezcla de perejil, ajo, vinagre, aceite y chiles, aporta un toque fresco y picante a cada bocado de carne.”
  2. Salsa barbacoa: “La salsa barbacoa, elaborada con tomate, vinagre, azúcar y especias, transforma la carne en una experiencia sureña inolvidable con su dulzura ahumada.”
  3. Salsa de pimienta: “La salsa de pimienta, hecha con granos de pimienta triturados, nata y brandy, realza la jugosidad de la carne, llevándola a otro nivel de sabor intenso.”
  4. Salsa de mostaza: “Con su base de mostaza, vinagre y especias, esta salsa añade un contraste audaz a la suavidad de la carne con su sabor fuerte y característico.”
  5. Salsa de champiñones: “La salsa de champiñones, preparada con champiñones frescos, nata y cebolla, complementa a la perfección la textura y sabor de la carne a la piedra con su toque cremoso y terroso.”

En cuanto a las guarniciones que podríamos incluir con la carne a la piedra:

  1. Ensalada de rúcula y parmesano: Una refrescante combinación de hojas de rúcula fresca, láminas de parmesano, tomates cherry y aderezo de aceite de oliva y limón, que aporta un contrapunto ligero y ácido a la carne.
  2. Verduras asadas: Una mezcla colorida de pimientos, calabacines, berenjenas y cebollas, asadas a la perfección con aceite de oliva y hierbas aromáticas, que añade un toque rústico y terroso al plato.
  3. Patatas al romero: Patatas cortadas en gajos y asadas con aceite de oliva, romero fresco y ajo, que ofrecen un sabor aromático y una textura crujiente por fuera y tierna por dentro.
  4. Coles de Bruselas salteadas: Coles de Bruselas ligeramente doradas en mantequilla con trozos de bacon y nueces, aportando un sabor ahumado y una textura crujiente.
  5. Gratinado de calabacín y queso: Láminas de calabacín intercaladas con queso rallado y horneadas hasta obtener una capa superior dorada y crujiente, que complementa la carne con su sabor suave y textura cremosa.

Maridaje de vinos para carne a la piedra

El maridaje adecuado de vinos puede realzar la experiencia de disfrutar de una deliciosa carne a la piedra. A continuación, ofrecemos algunas recomendaciones de vinos tinto, blanco y rosado para armonizar con este plato.

Recomendaciones de vinos tinto para combinar con carne a la piedra

  • Vino tinto joven: Un vino tinto joven y afrutado, como un tempranillo o un garnacha, es una excelente opción para acompañar la intensidad de la carne a la piedra. Sus notas de frutas rojas y su ligereza ayudan a equilibrar los sabores y realzar la experiencia.
  • Vino tinto crianza: Si prefieres un vino tinto con más cuerpo y estructura, un crianza es una elección acertada. Los taninos suaves y los aromas de frutas maduras y especias complementarán a la perfección la jugosidad de la carne y aportarán profundidad al conjunto.
  • Vino tinto reserva: Para ocasiones especiales, un vino tinto reserva envejecido en barrica brindará una experiencia única. Su complejidad, con notas de frutas compotadas y madera, realzará los sabores de la carne a la piedra y dejará una sensación duradera en el paladar.

Opciones de vino blanco y rosado para maridar con carne a la piedra

Aunque tradicionalmente la carne a la piedra se acompaña de vinos tintos, también es posible maridarla con vinos blancos y rosados. Estas son algunas opciones recomendadas:

  • Vino blanco seco: Un vino blanco seco y fresco, como un albariño o un verdejo, puede sorprender gratamente al maridar con carne a la piedra. Su acidez y notas cítricas aportan un contraste refrescante y resaltan los sabores de la carne.
  • Vino rosado: Si buscas un maridaje más ligero y refrescante, un vino rosado seco es una excelente opción. Sus notas de frutas rojas y su acidez equilibrada pueden realzar los sabores de la carne a la piedra sin abrumar su delicadeza.

Recuerda que la elección del vino también dependerá del tipo de carne y del punto de cocción que elijas. ¡Experimenta y descubre tus maridajes preferidos!

RECETA: Chuletón a la piedra, preparación y consejos útiles.

Como preparar carne a la piedra en casa para compartir con amigos o familiares. Importante sacar la carne del frigorífico al menos una hora o dos horas antes de cocinarla para atemperarla y no cocinarla tan fría. Si vas a calentar la piedra en el horno, necesitaras unos 30 o 40 minutos a temperatura máxima. Si dispones de una piedra para asar con cocina de gas portatil en 10-15 minutos ya podrás cocinar directamente.

UTILES NECESARIOS

  • Piedra volcánica para asar
  • Pinchos largos o tenedores

INGREDIENTES

  • 2 Chuletones de Vaca o buey (400-500gr cada uno)
  • 1 1 Trozo de grasa de la carne para untar la piedra ( opcional ) (( se puede coger de la propia carne ))
  • 1 1 Sal gruesa o en escamas al gusto
  • 1 1 Pimienta negra recién molida al gusto (opcional)
  • 1 1 Ramitas de romero y tomillo fresco (opcional)

PREPARACION

  1. Preparación de la carne: Saca los chuletones del refrigerador al menos una hora antes de cocinarlos para que alcancen la temperatura ambiente. Esto asegurará una cocción uniforme.
  2. Calentamiento de la piedra: Calienta la piedra para asar en el horno, fuego o parrilla a máxima temperatura durante 30-40 minutos. Si es sobre fuego directo, con 10-15 minutos sería suficiente.
  3. Trocear los chuletones en tiras. Algunos expertos prefieren marcar los chuletones previamente en sartén, plancha o brasa y posteriormente trocearlos para que cada uno pueda cocinar los trozos a su gusto.
  4. Ya tenemos lista la piedra, de modo que colocamos la piedra en el centro de la mesa con sus soportes ( y quemadores encendidos si los tiene). Tambien colocamos la carne junto a la piedra para que cada comensal pueda pincha y poner sobre la piedra.
  5. ¡ A Comer ! Disfruta de tu chuletón a la piedra
Resumen
recipe image
Nombre de la receta
Chuletón a la piedra: preparación, receta y consejos útiles
Author Name
Publicado en
Tiempo de preparación
Tiempo de cocción
Tiempo total
Puntuación media
51star1star1star1star1star Based on 17 Review(s)